lunes, 4 de abril de 2011

11-Fin de mi 1ª Invernal

Seguimos por autovía, algo que es sabido nos produce algo de angustia, sorteando algún que otro coche aunque ya en menor número, lo que alivia nuestra conducción.

Ruta de regreso a casa

En los minutos que siempre dedicas a ir pensando mientras pilotas con tranquilidad, me llega algo a la memoria.
Ayer cuando nos estábamos acercando a Soria, como 20 kilómetros antes, me indico Diego que la luz de mi faro había fundido, lo que habría resuelto, poniendo en el botón de la piña izquierda, la luz larga y bajando el faro para no deslumbrar.

Llevo una bombilla de repuesto siempre bajo el sillón, pero dado que viajando con estas gente te puede pillar el sonido del pito y tener la moto medio desmontada y además el faro colgando a medio montar la bombilla, porque aquí lo de esperar, es algo que ....... produce alergia.
Por eso no había cambiado la bombilla a pesar de que Diego me había hablado de hacerlo en la comida. Pero entonces que hacía, comía o ponía la bombilla. Y lo deje pasar, pues ya podía ponerla en la almazara tranquilamente el lunes. De tal forma que había llegado ya a este punto donde la luz del sol, te avisa de que pronto te servirás únicamente con la luz de tu faro. Y pensé, llevo la larga y está bien alineada, pero y si se funde en una curva, y ya no tienes mas mientras detienes la moto. Así que tocaba cambiar la bombilla en la próxima parada.

De tal forma que asumimos el riesgo de volver a repostar sin que ninguno se quedara perdido. Y un café posterior fue el momento para que yo me dedicara a poner la luz de reserva. Algo que hice con total celeridad, pues ya digo que eso de esperar aquí es como en el oeste, si toca el pito Don Cicuta, te quedas ahí, con el café en la barra, el faro colgando, la bombilla en la mano y con cara de tonto.
De tal forma que, tras dejarme medio cafe en la barra, que tome gracias a la gentileza del amigo Luis- Elece,  y de correr de lo lindo. Pues en 10 minutos que pararon, tuve que abrir el sillín, sacar las herramientas, desmontar el faro, cambiar la bombilla y alinearla. Pues bastante pronto llegue, cuando volví a la carretera, con ver sus luces lejanas por la carretera mientras intentaba darles caza.
Vamos allá, he conseguido hacerme con ellos, ya no se me escapan, viajamos rumbo a casa, queda poco para finalizar lo que ha sido mi primera invernal.
Los que vamos en el grupo no somos todos de Puerto Lumbreras o Lorca. Esta el amigo Javi, que viaja sin su Pili esta vez, que es de Blanca, de tal forma que dejamos la autovía para tomar hacia Calasparra, Caravaca y luego Lorca y Pto Lumbreras, por lo que Javi continua por autovía para alcanzar la salida de Blanca, hecho que no tendría importancia ninguna de no ser porque se encontró que tras de él quedaba un faro que le seguía. Cosa rara pensó, pues no hay ninguno del grupo que me dijera que es mi vecino. Un minuto después la moto, desconocida le adelanto saludando con gesto de acelerar, pues se trataba de Paco H, que siguiendo la moto que había delante nos había perdido  y ahora estaba camino de Murcia por la autovía, en vez de enfilado hacia Puerto Lumbreras por la nacional.
 Lo que no nos pase a nosotros, no pasa. Algunas veces pienso que si nos pintáramos un bigote en el morro del casco podríamos rodar, la comedia que les falto a los hermanos Marx y que debía llamarse, "Los Hermanos Marx en moto".

Ya es de noche, desde que salí persiguiéndoles de la puerta del último bar "que vimos abierto". Cántame una canción, decía Sabina, y la canción la tengo delante, viajamos a ritmo sereno, por debajo de los 110, por una nacional tranquila que conocemos bien. Creo que el sentimiento de mis compañeros es similar al mío. Hay una sensación de que hemos cumplido, hemos ido y venido. Hemos superado las inclemencias que San Maldonado puso ante nosotros. Nos hemos encomendado a varios Santos para que a Lumbreras llegáramos en grupos de más de 2, y salvo alguno sin gasolina que no existieran roturas o averías.
Y todo ha salido bien, pues lo de mojarse más o menos los amantes de estas maquinas lo asumimos el día que hacemos el juramento de moteros.
Es un momento agradable, tranquilo, con temperatura más que favorable. Pasamos Caravaca y llegamos a Venta Cavila, ya casi estamos en la Paca, pienso que Diego puede estar algo cansado, a veces nos acomodamos en seguirle y no pensamos en que ser road líder también agota. Así que estudio la situación y me pongo el primero.
No es mi deseo, obtener ningún protagonismo, ni destacar, eso nunca, pero entre las ultimas curvas he recordado un regreso de una Raiders en Granada, donde por no sé qué carretera de Almería ya de noche, Diego me otorgo el titulo de hacer de liebre los últimos kilómetros, pues lo que digo del cansancio, no es ficticio.
Así que acelero y paso a los compañeros, pensando en marcar yo el camino tras 700 km, y no pasa nada si les sirvo de luz de guía en la noche los últimos 40 kilómetros.
Pero cuando estamos saliendo de La Almudema, veo en mi espejo que un compañero, no se cual entra en el solar de la gasolinera, así que disminuyo 20 kilómetros la velocidad. No sé si son necesidades fisiológicas o problemas mecánicos.
A este ritmo y en fila india, hicimos los 20 kilómetros hasta llegar a la Paca, donde pude contar los faros y saber que no habíamos perdido a ningún compañero.
De tal forma llegamos a Lorca, a un ritmo algo más alegre pero sin excedernos.
Como de costumbre paramos en la BP de Lorca, para despedirnos de quienes fueron y son nuestros compañeros. Los que se mojaron igual, los que pasaron frio igual, y los que se divirtieron igual que nosotros, en lo que ya tocaba a su fin, 12 kilómetros más o menos.
La invernal había terminado.
Había sido un viaje rápido, de dos noches y 1500 kilómetros con frio, agua, nieve, sol, risas y excelente compañía.
Solo una pega, la ausencia de quienes quisieron y no pudieron ser parte de este excelente grupo. Y A los que espero, que de algo les sirvan estas letras, no para sentir envidia sino para que les haga sentir más cerca de quienes hicieron posible, esta invernal.

Gracias por el tiempo dedicado a leer estas líneas, que no pretenden nada más que dejar un recuerdo de uno de esos viajes, que seguro en el futuro añoraremos, cuando las circunstancias de la vida no nos permitan realizar.

Gracias a quien nos guio y organizo todo para que los 15 o 20 fuésemos a cuerpo de rey.

Y gracias al día en que me lance a comprar esta moto, que tanto tanto me da.

martes, 29 de marzo de 2011

10-Placido Domingo- Camino a casa


La visita a la plaza principal de Medinaceli, "ciudad del cielo" de la que poco sé de su historia, pero hoy es fácil averiguar que importancia tuvo, pues en el 152 anterior a Cristo se data su arco Romano.
Por lo que aquí pongo al lector de estas líneas, si hay alguno, un enlace que encuentro apropiado, pues puede traladarle a lo que algunos hemos tenido la suerte de ver en persona.


Y volviendo a nuestro viaje, tras unas calles empedradas, hemos entrado a la enorme y tranquila plaza de Medinaceli, parando en el centro nuestras motos, sin advertir que lo que tenemos a nuestra espalda es el Palacio Ducal, que se construye a primeros del siglo XVI, mostrando en sus laterales dos especies de almenas. Y que culturizándome un poco descubro que eran torres que a finales del siglo XIX fueron destruidas, mostrando el aspecto actual.

Esta foto es mia - Pero se la dejo a DD

La paz que reina en esta plaza llama la atención, en la plaza y en toda la ciudad del cielo, que por cierto nos abrió sus nubes o ventanas para que la pudiéramos contemplar con luz y calor.
Tras desmontar de sus caballos y quitarse sus yelmos y armaduras, algunos compañeros veo que sufrer un golpe de consumismo, pues gran parte entre los que recuerdo estaba Masisquillo y Jarele nada mas quitarse los cascos se echan una carrera a ver quien llega primero a comprar en una minúscula tienda que hay en un lateral. Digo "en una tienda" porque era lo que habia 1. Tienda a la antigua usanza, de aquellas que llamaban de "ultramarinos", pero sin marinos. Allí varios de los moteros fueron retenidos no sabemos porque fuerzas, si las de las sirenas, si las del consumismo, o las del miedo a volver a casa con las manos vacías.
Un Foro con Bar.. y butano.. y ceramica
Masisquillo ha descubrierto la mantequilla de Medinaceli, pues es muy conocida parece ser la calidad de la mantequilla de Soria (fuente google), aunque estamos ya a 80 kilometros. Y Jarele ha comprado 4 o 5 cosas para toda la familia. Claro como lleva esas maletas su R12, puede meter de todo. A ver si hacemos un viaje por Trevelez y nos traemos un par de jamones.



El día va transcurriendo muy bien, la temperatura, la luz y no digo la compañía porque esta es buena, con cualquier clima y en cualquier ciudad.
Y toca montarse de nuevo a la maquina, sorteando las preciosas calles que ofrece a las visitas este enclave singular, y que nadie debe de dejar de visitar.
Descendemos hasta llegar a lugar donde la ciudad nueva en las faldas de esta y que se ha desarrollado como Lorca y Puerto Lumbreras a lo largo de una carretera general de las que antiguamente suponían una fuente de ingreso y servicio al viajero o comerciante. Y allí es donde antes de tomar nuevamente carretera determinamos poner algo de sólido en nuestros cuerpos.
Son las 12:30 aproximadamente, algo tarde para almorzar y temprano para comer. Por lo que el chico del pequeño restaurante nos anima a esperar 15 minutos que abrirán el comedor. Y decimos que si. Lo de comer temprano tiene una cosa muy positiva, y es que sabes que comes. Lo de merendar ya es otra guerra.
Esperamos tomando unos tragos ligeros de un vino agradable con alguna tapica para hacer cuerpo, y pasamos al comedor.
Foto DDMotarD
El menú ponía que costaba 15€ y lastima no haber traído una copia de la larga lista de cosas que allí se nos mostraban para elegir. El caso es que todos encontramos todo muy rico.
Hasta el café, que no se si era este o el cocinero habían ganado varios premios nacionales.
Foto DDMotarD
Cierto es que pusimos mas tiempo del esperado en hacer la comida pues nos deleitamos algo mas con los postres.



Foto DDMotarD
Volvamos a las motos, que nos esperan en casa.
Y así fue, todos menos Thernango que nos abandono en la gasolinera donde socorrimos a Manu CBF, quizá porque pensó que Diego nos llevaría sin comer nuevamente hasta casa, nos pusimos los equipos, cerramos los cascos y a seguir ruta.
Estupenda comida, estupenda tarde, y ....... pues que a Diego se le ocurre cambiar un poco la ruta a la izquierda saliéndose por un camino de los que le gustan a él, pero que no son los mas apropiados para hacer una digestión. Así que nos encontramos sorteando agujeros por una camino de asfalto de antes de las Cortes de Cádiz, y que pasa junto a un cartel que decía. "Las Inviernas". ¿Pero por donde vamos?, si aquí no llega ni el cartero aquel de la "Montesa Impala" de los años 60.

Pongo un enlace:
Afortunadamente, la carretera termino justo dos agujeros antes de que se nos salieran los 15 platos de menú por la entrada de ventilación del casco, pasando por Cifuentes, donde de haber visto una Farmacia en guardia hubiera pedido Almax Fortísimo.
No pasa nada, prueba superada y llega la calma, la carretera N-204, va serpenteando junto a un lago, un embalse, un río tranquilo, el mar quizá que entra por filtraciones, no lo se hasta que paso junto a una señal que indica que es el Embalse de Entrepeñas.
Voy en mitad de la cola de motos aproximadamente, llevo delante mío a Paco H que tiene delante a un coche que viaja despacio, voy estudiando su trazada (la de Paco), ahora toca adelantar pues la carretera es algo sinuosa y hay pocas opciones de línea discontinua, vamos a llegado el momento, ahora puedes chaval. Pero algo le dice que no lo haga, y los dos o tres que le seguíamos, le animábamos en el interior del casco, "ahora, ahora", pero no, hemos perdido la oportunidad, la línea se vuelve continua y seguimos todos tras del coche. Y en esto que, 3 metros después vemos como comienza a acelerar Paco en plena curva y línea y se hace el adelantamiento el solo, y sin haber quitado aun el intermitente se cruzá con un coche verde y blanco que venia por el otro carril, de esos, al cual le falto saludar atentamente con la mano.


¿Quien se puede aburrir en estos viajes? Nadie, yo me reía dentro de la visera, pero por poco tiempo, pues en la siguiente discontinua, decido que es hora de probar el agarre de la carretera, acelerando en unas curvas en ascenso de las que le gustan a Helios (también le gustan en bajada), y aprovechando algunos carriles de vehículos lentos, pues eso, que pase a los vehículos lentos, disculpándome con el pie derecho. Llego casi a la cabeza de grupo que viajaba ya, lejos de nosotros y esperaba en una rotonda antes de meterse en otra carretera.
En general todo va bien, hemos comido, no hemos perdido la comida en los agujeros de Inviernas, ni tampoco perdimos a ningun compañero (claro es que hemos puesto una vez gasolina), y lo mejor; que la temperatura empieza a ser propia de nuestro sur y nos acercamos a Cuenca.
Tras pasar esta bonita ciudad, (que conozco por otras ocasiones, no porque entráramos a verla), nos encontramos en una de sus rectas cierto volumen de trafico, pero en una de las miradas a los retrovisores para controlar el grupo, veo un coche con cierta prisa, adelantando con rapidez a alguno de ellos, me preocupo pero se queda tras de mi, voy muy pendiente, el curso intensivo de Road Líder del regreso de Trujillo me da la experiencia necesaria para pilotar hacia delante mirando lo que pasa detrás. Así que le dejo pasar, situandose dos posiciones delante mío, ahora va tras Diego, y es cuando va a adelantarle,  donde se produce una situación tensa, pues el coche regresa al carril derecho tan rápido que apenas había sobrepasado a Dd, con el consiguiente susto para todos, excepto para el que cometió la infracción. Pero al menos habíamos perdido de vista aquel peligro para cualquiera que use la misma carretera.

Tanta valentía según el chofer, y chulería para nosotros, encontró su fin, un par de kilómetros después, cuando en plena recta viajaba un coche patrulla de los verdes y blancos, que circulaba incluso a menos de los 90 Km./h. que marcaba aquella nacional. Donde volvimos a encontrar a este reo "en potencia", e infractor temerario, "en acto" que seguía atentamente sin querer adelantar a tan respetable pareja.

Esto nos llevo al menos 10 kilómetros tras el coche Z hasta llegar a la Gineta,  donde tomaríamos la autoría, con el pensamiento en cada casco, de dar un golpe de gas y parar nosotros a la pareja para denunciar en grupo al sinvergüenza aquel. De esas cosas que te arrepientes de no hacer en la vida. ¿Verdad Diego?

Y llegamos a La Gineta, donde se toma la Autoría Albacete - Murcia o Alicante, donde el sinvergüenza del coche se perdió haciendo zig-zags entre el denso trafico de los dos carriles. Nosotros no aumentamos la velocidad mas allá de 100, pues aunque Pere Navarro aun no había tomado el pelo a España con lo de ahorrar, quizá el susto y el trafico nos hacia tener menos prisa aun. Así que fuimos sorteando, coches desde La Gineta hasta la bifurcación de Murcia - Alicante. Lugar donde vimos a los compañeros JFran y Pedro Gallego, saludando a nuestra izquierda mientras la Y griega separaba el destino final de ambos. JFran hacia Alicante y Pedro a Elche les privarían de vivir los últimos dislates de viajar en grupo con nosotros. Lastima.

Foto DDMotarD


Proxima narracion: 
11- Placido Domingo-InvFernal Cumplida




Gracias, lector por dedicar algo de tu tiempo a este viaje.

sábado, 26 de marzo de 2011

9-Placido Domingo - 2ª Sinfonia.

Entro en el bar donde se sirve el desayuno, normalmente no tomo nada hasta la hora de comer, (entiendase, hora normalizada) pero viajando tras las ruedas de DDmotarD, aguerrido MotarD, (segun él), no te puedes permitir esos lujos. Pues ayer vimos, como se las gasta.

Un chocolate caliente nos ayuda a tomar fuerzas para lo que nos depare este Domingo, que se presenta bien.

Al poco de sentarme, tengo el chocolate y los churros en el cuerpo y estamos todos listos para zarpar, o eso se dice en ambitos de mar. Da igual, aqui tambien hemos tenido mucha agua, aunque fuese dulce.
Tras los minutos que todos sabemos, que se han de dedicar a ponerse los complementos que nos faltan para vestirse de Pontifical, me encuentro fuera con el grupo de amigos, ya estamos todos en la puerta a punto de apretar el boton de arranque de nuestras maquinas, no sin antes hacer unas fotos que dejen constancia de nuestra visita. El chico del albergue esta aqui, ¿ha salido a despedirnos?, ¿que hace?, mira si nos esta tomando con camara, o es foto. Esto solo puede tener una explicacion, este tio no ha visto un grupo de dos docenas de colgados viajar en moto a estas latitudes durante estas fechas, jamas. Somos como el oso Panda del zoo o el hombre elefante. Lo de elefante va por las motos.

"Vamos alla pienso", como si me comunicara con mi maquina. Y realmente lo hago, esta costumbre la tengo desde que tenia la Rieju Marathon, pues raro es quien pilota una moto y no cree que hay un dialogo entre ambos.
Y asi, que ha llegado el momento. Sabemos que Manu con su Honda CBF, va escaso de gasolina pues antes de desayunar vi a Pedro Gallego queriendole dar la segunda botella de Litro de su deposito para que llegara a alguna gasolinera, a lo que Manuel no accedio, bien por miedo a que le cobrara Pedro el gesto de asistencia en viaje o por que le gusta viajar con mas variables de las que ya viajamos.
De tal forma que quitando esta incognita de si con 1 Liltro llegara a no se sabe donde, para repostar, en esto que pulsamos todos el boton de arranque.
Recuerdo perfectamente este momento, el frio en la cara antes de cerrar la visera y a los tres reyes de cataluña observando como el grupo del sur iniciaba su marcha. Asi que no cierro totalmente mi casco, pues al pasar junto a ellos quiero despedirme.
El aire frio y el sol, junto con el sonido de la moto, le dan un caracter distinto a esa mañana, tras la tormenta siempre viene la calma, "dicen", y este clima se agradece. Llego justo al final del camino del albergue incorporandome a la carretera general que va a Lumbreras, donde DDmotarD quiere llegar para hacer la foto de grupo en el cartel para dar fe de que hemos llegado alli. "Solo faltaba que despues de todo no nos creyesen.



El ritmo inicial es suave, lento, tras ver asi las motos, no sabemos que puede presentar la carretera, yo viajo de los ultimos, por lo que creo que sere de los primeros en el reino de los cielos, y cielos, ¿que es ese tono blanquecino que presenta la carretera?, si parece como si el terciopelo que tenia mi moto, tambien aparece en la carretera ,  pero curiosamente adivino sobre este mantillo timido, el dibujo de algun neumatico de coche que ha pasado temprano.
Foto de DDmotarD
Con la luz del sol este efecto es ademas de preocupante, muy curioso, pues he visto zonas de umbrias en las salidas con Diego donde la escarcha se presenta asi. Pero no toda la carretera.
Esta es la razon por la que todos mis compañeros no van a un ritmo mayor.
A los 3 o 4 kilometros estamos ya en el cartel de Lumbreras, poblacion de la que solo vimos el cartel de bienvenida.




Tras hacernos las fotos, volvemos a la rodada por donde vinimos, claro. Ahora toca disfrutar, con el sol que aunque la mañana esta fria, empezamos a notar que algo de seguridad termica te da su luz.
Volvemos a pasar por el albergue y nos acercamos al tunel que atravesamos ayer, pero ahora hay una carretera a su izquierda que indica la subida al Puerto de Piqueras. No se si es porque pertenece a un conocido locutor o si  es una  propiedad de la ministra Chacon Piqueras, ya que dado su cargo podian sacarnos de alli a cañonazos.
 

La carretera se inicia en sombra, que proyecta la montaña que atravesaba el propio tunel, y ascendia buscando la cima, asi que curva tras curva, y con la  sombra, el cuidado es grande, sin que veamos riesgos evidentes en la carretera. A pesar de tener nieve a ambos margenes de la calzada, esta se mantenia casi despejada aunque humeda.
Entonces comenzaron las horquillas, sí, las del pelo, las que le gustan a la compañera Marymota. Ahora soy el Indio 3º, y el segundo es Jarele, y el indio Mcloud, que va con su F800 tras de mi.
Dice el refran "Donde fueres haz lo que vieres", y voy mirando a Diego, confirmando mis sospechas, el tambien tiene miedo, aunque nada presagia hielo, todos temen que entre las humedades del asfalto mojado se encuentre algun hielo camuflado. De tal manera que los que sabemos como se hace una horquilla a velocidad de Raider´s (¿a que me entendeis?),las vamos haciendo de igual trazado pero a velocidad de caca.

Un maravilloso Viaje - Raider´s 2010


Si defino lo que es esta velocidad, diria que es en primera a medio embrague y con cuidado, evitando ni loco tumbar nada la moto.
No sabemos si lo de debajo nuestro es agua o algo mas. Segun subimos el carril izquierdo va presentando mas invasion de hielo/nieve en la calzada, cosa controlada pues queda suficiente tramo libre en nuestro   carril para seguir.
Pero de algunos salen unas lenguas como de agua que chorrea por donde pilotamos. El problema se presenta cuando creyendo que es agua, en dos de las curvas y en la trazada amplia que voy haciendo, para no tumbar en giros de 300º, termino rozando una de las puntas de dicha lengua de .....¿agua? no señor, pues la moto me da el culo, confirmando que se trataba de hielo. Mcloud va cerca mio, pues ya sabemos que el abre gas cuando esta saliendo de curva. Yo no tengo prisa por llegar a la cima, si él quiere, pues que me adelante por los neveros.

Foto de DDMotarD
Y llegamos a la cima, nos metemos por un cambio de sentido, asfaltado pero que presenta mucha nieve, parando alli las motos, DD sacando fotos y la mayoria mirando el paisaje nevado, que con este sol, ver el valle desde la finca del locutor o la ministra es un placer.

3 minutos despues, estamos bajando la montaña hacia Soria. La tension disminuye pues, la cara de la montaña  percibe sol continuo hasta llegar a la falda, donde recuperaremos el camino de ayer tarde.

Foto de DDmotarD
La temperatura ha mejorado, hace frio quiza estamos sobre los 5 grados, pero la sensacion es muy grata, por fin podemos disfrutar de los colores.




Y como hacen las hormigas y los indios, vamos todos en fila tras Diego , alejandonos de lo que ayer fue la meta de esta Invernal. "Lumbreras" cambiandola ahora por Puerto Lumbreras.
La carretera se vuelve llana, sin demasiadas curvas, y en eso que aprecio que hay un motorista en la cuneta, con una moto no muy grande y pienso que se trata de algun Dominguero que ha roto, pero no. Cuando estoy pasando ya por su lado veo que es Manu, que no ha tenido bastante con el litro prestado. 
Lastima porque a 3 kilometros nos encontramos la primera gasolinera. (No queriamos aventura, pues todos a bailar)
Paramos ya todos para repostar y salir a devorar kilometros. Yo me quito el equipo de frio mientras vuelve Manu y los que le han llevado la gasolina.
No hace ni una hora, desde que desayunamos, y escucho a DDmotard decir sarcasticamente, que si alguien quiere almorzar, en esto JFran le escucha y mirando el restaurante que se encuentra junto al surtidor dice, pues bueno, vamos, ya que estamos parados.
Yo me rio, no me creo que se pueda volver a querer comer, pues ni siquiera el mismisimo Mcloud estaba dispuesto a meter mas alimento en su estomago.
Cena de Emaus (Caravaggio)











































































Parece que ya tenemos todos gasolina, le han llevado tambien a Manu, amante del riesgo, otra dosis de agua mineral, y ha llegado a la gasolinera para llenar totalmente el deposito.
Yo he terminado tambien de quitarme las polainas y el mono pues no queria pasar frio, y realmente no hay otra prenda que en proporcion a su grosor quite tantisimo frio y viendo. Volvemos a rutear, las motos se van aproximando lentamente a la union de la estacion de servicio con el asfalto de la nacional. Alli vamos de nuevo, Antonio reza para que todo lo tengas bien puesto pues ya sabes que como notes ahora que te entra aire por algun recoveco de algun lugar del traje o casco, te vas a j...er muchos kilometros.

Parece que no, todo marca bien, salvo una ligera filtracion en el cuello, que intento disipar con algun movimiento del cierre de la chaqueta y la braga interior, y mejora para seguir hasta donde paremos, que no sera pronto pues ya tenemos gasolina para unos 300 km.

El sol nos sigue deleitando, la mañana es agradable y por poco que lo fuera, mucho nos pareceria, comparado con el duro dia de ayer. Surcamos carreteras a buen ritmo ya sabeis cual, y en una incorporacion a una autovia presenciamos que un camion se ha tragado una indicacion de obras y ha terminado volcado en mitad de dicha autovia. Unos metros despues volvemos a correr por los dos carriles de esta, y ........... vamos a Medinaceli.

Xiang en directo
Aunque viajemos por el tramo de autovia que une Soria con Almazan, lo que no nos gusta mucho a los que usamos la moto, realmente este camino me trae buenos recuerdos, pues mi mente se traslada al dia en que regresabamos de la RAR de la Rioja, que aunque fue una RAR, agridulce, el regreso lo hice acompañado de mi compañera Carmen y de alguien a quien aprecio mucho, Xiang (Kike), persona poco comun, conocida por alguno, pero de sentimientos nobles. Me siento muy bien, la temperatura acompaña y voy recordando la anecdota de que en aquel tramo de autovia, viajando delante de él, rumbo a Cuenca, baje de 150 a 120 k, por haber olvidado que la moto de Xiang era una KTM 650 monocilindrica. Y me reia dentro del casco acordandome de lo que Kike me respondio al parar, diciendo " Antonio, si la moto esta hace 170 sin problemas, el unico problema es que si haces muchos kilometros asi, se te aflojan los dientes".

Y entre estos recuerdos de un 29-3-09 y los paisajes por los que discurre esta A-15, que no son malos, fuimos dejando kilometros atras y acercandonos mas a un bonito pueblo Medinaceli donde en ambas ocasiones termine parando para comer.

Hemos pasado Almazan y Medinaceli esta muy cerca, la carretera esta en obras parece que van a continuar dicha autovia hasta enlazarla con la A-2. Entre tramo de obras y tramo sin ellas, algunos compañeros van algo rezagados, asi que para no perder la costumbre al salir por la primera salida que asciende al pueblo antiguo de Medinaceli, vemos pasar a los rezagados, que al menos nos saludan mientras deceleran sus motos. Bueno menos mal que saben por donde vamos. Ya subiran por otro sitio.
Llegamos a Medinaceli: plaza del pueblo.
Plaza Mayor de Medinaceli

Gracias, por dedicar algo de tu tiempo a leer este viaje.

miércoles, 16 de marzo de 2011

8-Placido Domingo - 1ª Sinfonia

La noche ha transcurrido sin mucho alboroto, sin que nos ronque un perrito piloto.
Los tapones han funcionado, y al contrario de aquel amanecer en Mayos de Riglos, mi móvil no ha activado la alarma 2 horas antes de tener que levantarnos. Así que abrimos los ojos, en un estado de descanso creo que generalmente aceptable.

Mallos de Riglos


Los Reyes Magos de Cataluña estaban dormidos y a pesar de no quererlos despertar, se despertaron, pero en buena compañía, claro que sí, somos buena gente.

La luz se enciende y noto calor, creo que es falso, no puede ser, seguro que es un efecto rebote del día de ayer.
Pero escucho un comentario igual cerca mio, no se si fue Masisquillo, que paso la noche en la cama inferior, o Jarele, pero hace bastante calor en la habitación. Bueno, mejor así, habrá ayudado a secar nuestras ropas.

Poniendo ya los pies en el suelo, comienza el baile de disfraces, ha llegado el momento de vestirse de pontifical. Pues venga, todos al Vaticano.

Entre esto que Jaume nos confiesa que anoche, cuando entro a la habitación, subió la temperatura del termostato de la calefacción de 22 a 30º. Y ya creo que se notaba. Veremos a ver si la suela de las botas no estan como "un flan chino".

Dicen que la experiencia es la madre de la ciencia, y por ello descarto darme una ducha matinal, no sabría sortear los peligros higiénicos esta mañana.
Una jarpa de agua en la cara, un poco de jabón, crema hidratante, y a ver la moto.


Cuando me presento en la puerta del Albergue la luz es intensa, pero a la vez tenue, las motos están frente mio con unos metros de prado por medio que blanquea por la escarcha de la noche. Veo a mis compañeros cargando los caballos percherones. La imagen es realmente bonita pues lo acompaña el impacto del frío en la cara, me recuerda un poco a cuando subes temprano a esquiar un día con sol. Estupendo vamos allá, a montar las maletas, quizá la divina providencia (no la de Salva), considera que hemos purgado ya nuestras penas con el día de ayer.



Por lo que me voy acercando a mi gente, y comienzo a tomar conciencia de la situación.
El Efecto de Regreso al Futuro, aun perdura sobre nuestras motos hoy.
Es así, todas nuestras motos presentan canas, tienen como pelos blancos encima, depósitos, manetas, puñetas, asientos. Todo esta cubierto de una especie de terciopelo blanco.

Es curioso, con tanto jugar con el tiempo, han sufrido el paso de la edad.



Cuando llego al lado de mi gordita, dejo las maletas en el suelo pues, llega el momento de acondicionar la maquina, lo primero arrancarla, cosa que no me preocupa, he montado una batería nueva por 58 euros que va a dar su "Do" de pecho ahora mismo.
Voy a meter la llave en la cerradura y me cuesta hacer que la lamina que cubre el bombín cuando retiras la llave, ahora no la deja que entre. Esta como soldada, aunque con cuidado consigo introducirla. También me cuesta girar la llave, pero consigo un poco de Whisky, para tirarlo por dentro del bombin del contacto. Como no va a girar, desde ese día creo que se va a congelar incluso en Agosto, en cuanto descubra que si se resiste le doy su dosis de Whisky.



Finalmente consigo girarla y que ver las luces de contacto en el cuadro, ya esta, pillo el starter para que arranque y presiono el botón de arranque para ver el poder de mi super batería de gel "de ducha".
Aquí me gustaría que alguien me hubiera tomado foto de la cara que se me quedo cuando al presionar el botón de arranque, no escucho ni un solo ruido, ni de potencia eléctrica ni de los pajaros cantando en los arboles (se habran congelado). Nada, no hace nada de nada. "Nothing de Nothing", para los de fuera.
Me quedo como ayer, "helado". Vuelvo a intentarlo, pensando en que he montado algun contacto mal y se ha descargado durante la noche, pero en esta vez percibo que es que el botón de arranque, no desciende los 2 milímetros que debe, para hacer contacto y mandar electricidad a la puesta en marcha. ¿Y porque? acerco la mirada al botón y ........ veo que bajo el botón se ha quedado agua y esta congelada, haciendo de anilla de seguridad de hielo, que no deja descender el botón. Me relajo, esto es cuestión de whisky y si no de Bourbon.

!! Camarero otra ronda ¡¡



Y así lo consigo, la moto arranca, bien la dejo unos instantes mientras pienso como voy a distribuir las maletas, consiguiendo que las camisas y los pistones generen con la friccion un poco de calor y fluidez en el aceite para cuando salgamos de ruta.
Cuando le toca el turno a la maleta me pasa lo mismo, la cerradura del cierre de la maleta, quiere whisky, yo creo que no por frío sino por envidia del botón de arranque. Y le doy un par de copas. Un minuto después, hago girar el bombín pero no va, hay que chisparla mas, tengo una maleta alcohólica. Sigo intentándolo y puedo girar la llave, ahora cuando tiro del asa para que permita la apertura, ¿que pasa?. Nada de nada, no me deja, con el riesgo de romper la pieza, (y vale 200 €). Bueno y lo chulo que seria ir de Lumbreras a Lorca con la maleta derecha abierta, casi mejor que le abro las dos y llego volando.



Mientras estas operaciones se realizan con calma, menos mal que no se escucha el pito de Don Cicuta, voy observando a mi alrededor. La luz, era muy agradable, acompañada por el color del verde y la nieve, fusionando con los tonos arenosos de la pared de piedra del albergue.
Y en mitad de este ambiente, un sonido mecanico entra en escena. Miro hacia detras y observo a Markos, que esta intentando agotar la batería de su moto (quiza para darme envidia), pero por mucho que tiene el botón de arranque pulsado de la K75, esta dice que no chispazo. Así que varios moteros aguerridos, fuertes como vikingos se encaraman al soporte trasero de la moto y los veo correr, perdiendose los 5 por el camino que va a Lumbreras. Miralos, 3 empujando, 1 encima metiendo marchas y la burra que no quiere caminar.



Desde la ultima vez que empuje una furgoneta, el medico me ha prohibido esto cuando este en la Rioja. Dice que si lo hago no me deja salir mas en moto. Y ellos miralos, haciendo sus minutos mantinales de joging, como los presidentes de gobierno.

La demostración de "lucha al aire libre", tiene su fruto. En 2 minutos vuelven cantando como los 7 enanitos con el sonido K de fondo "Aibo, aibo en el bosque va a arrancar", y tras ellos vuelve Markos, acelerando, con sonrisa de Blancanieves. Yo me encuentro muy fatigado solo de verlos, asi que continuo con mi equipaje. La moto ya esta algo caliente, entre el whisky y el motor, ya puedo pararla.

El equipaje, también en la moto, ahora podemos desayunar...................



Gracias, al lector de esta narracion, por su tiempo y compañia.

sábado, 12 de marzo de 2011

7-Un sabado de invFierno - A Cenar (4ª Parte)

Finalizando etapas; ....... voy camino del comedor o del bar o de la calle, no lo se. Con tantas circunstancias, me he quedado solo en la habitación, pero he podido cumplir con varias metas. He llegado al albergue, la principal, he conseguido medios para secar la ropa mojada, "o eso espero", he encontrado una ducha donde obtener higiene y calor, (aunque no se a que precio), y me dispongo con ropa cómoda a buscar algo de alimento.

Esta ultima meta no estoy seguro de conseguirla, pues dado el "ramadán on de roud", ya me lo creo todo. De tal forma que cuando termino de hacer la ultima foto de hoy y salgo de la habitación que parece un secadero de jamones, voy pensando en una frase de cuando era niño. Recuerdo cuando escuchaba a mi madre decir "Antonio hoy haremos merienda-cena y a dormir". Y siento algo de envidia, ¿merienda-cena? y recapacito, ¿entonces lo de hoy como se llama? "comida-cena" "almuerzo-cena". Y bien parece que lo voy a conseguir. Mi primera invernal esta siendo un éxito, fresquito, luego lluvia, luego perdemos gente, luego mas lluvia, después nieve, y terminas siendo adelantado por quienes se quedaron tras de ti. Esto recuerda aquella canción de los Cantores de Hispalis cuando cantaban eso de "que no nos falte de na", así que empiezo a descender las escaleras pensando que lo mismo me pongo este politono en el móvil.



Y bien, como normalmente se dice, "todo llega", y es aquí cuando, el esfuerzo de hacer penitencia desde La Mancha hasta La Rioja, como huevos pasados por agua, sin comer, llega nuestra recompensa.

Por lo que bajo al bar que hay en el albergue, donde están todos ya comentando los preciosos paisajes y el sol tan bonito que tiene La Rioja, asi que llego y descubro que a alguno le ha producido una reacción la humedad del camino. Sí, alguno de los compañeros, creo que por efecto de humedades, ha desarrollado un tipo de moho o algo así y le ha producido una reacción cultural, pues los encuentro ensimismados en la lectura, si señor. Se han desplazado 1000 kilómetros para leer. Y lo mas interesante es que han descubierto las obras completas de Media Mark. Literatura solo apta para cualificados, dícese que si no tienes facebook, no la vas a entender.


Estas invernales, son la o......., es que tienes de todo, si señor, como los viajes de Marco Polo, que descubres siempre algo, además de no saber lo que te vas a encontrar, ni tampoco el día en que vas a llegar.
Pues allí que me encuentro a muchos haciendo lo propio, hablando, comunicandose, que en la moto, no hay comunicación, , excepto en las conversaciones con el casco.

Y como es mi primera invFernal, pues sigo aprendiendo. Con calma, pues ya no hay prisa por llegar, ya hemos llegado, somos huéspedes del albergue (Eureka), observo que hay dos compañeros hablando, intercambiando opiniones, sigo observando y .... mientras bajo la mirada al suelo, me percato de que uno de ellos ha apostado por un calzado cálido, un calzado perfecto, para un lugar con agua y nieve, esto debe ser para pasar desapercibido. Así que no doy crédito y pienso que mi visión esta distorsionada por haberme afectado también la epidemia "Mohus Inverlumbrerentis", algo que compruebo girando varias veces con rapidez la cabeza a ambos lados, sin que note sonidos o desplazamientos de agua en su interior. Descartada la patología, fijo mas la mirada hacia lo que había llamado mi atención y parecían una chanclas de playa, y sí, eran unas chanclas de playa, que no contento con eso, este huésped, las usaba con calcetín, dándole un toque de turista de costa brava. Quizá se deba al intento de sentirse mas alemán, país de origen de nuestras BMW´s, y el compañero a decidido pasar por extranjero, con su sorprendente calzado.



Sorprendido por tal moda, creo que si se consolida como tendencia entre moteros, en futuras ediciones veremos a Lee Alex vestido de chino mandarín.



El rato previo a la cena, transcurre con mucha tranquilidad, en aquel salón o cantina bebiendo alguna cerveza o refresco. Gines y Thernango están sentados en una mesa, sin hablar mucho, mirando la tele aunque no hay forma de escucharla, el rugir de sus tripas, que esperan la ración de alimento, se les ve en sus caras, callados espectantes, pero con mas hambre que los leones de Ángel Cristo.
Tras media hora avisan que podemos pasar al comedor, y todos salen hacia el. En ese instante sentí miedo, porque me encuentro junto a la puerta de salida que daba paso al comedor, creí que se produciría una estampida en esa dirección tras el grito de "A cenar". Lo que pensé seria una estampida tipo película "Jumanji", no fue tan violenta, quizá por estar ya muy mermadas las fuerzas de los compañeros.

La verdad es que fueron comedidos, el desalojo se realizo como si fuera un simulacro de fuego, se levantaron lentamente y paso a paso fueron ubicándose en el comedor para cenar.

En mi caso, me siento junto a 34Jaume a mi izquierda y a la derecha Mcloud, que creo recordar que no tiene hambre, aun.

Entramos allí buscando cualquier plato de entremeses, pero los habían cambiado por un libreto de Cervantes.
Bueno, esperaremos a que llegue algo de picar, pero alguno, cerca mio, relinchaba ya de hambre y es que la lectura llena poco. Gracias a la buena conversaciñn y las ganas de bromear, conseguimos que las puertas de la cocina se abrieran como cuando Moisés abrió las aguas. Por cierto que pena no tenga moto Moisés (para haber hecho una demostración on the road), y en ésto, que comienzan a salir fuentes de barro de la cocina. "Albricias, albricias comida", gritaban todos los comensales.
La escena era similar a cuando caía Mana sobre los israelitas.
Quizá mi visión sea sobredimensionada, estando afectado por la desnutrición pero casi, casi que fue así.




El primer plato es ciervo, en una rica salsa de no se que, pero era lo de menos, la salsa, llevaba patatas.


De segundo también hay ciervo, porque era un ejemplar muy grande, claro esta. Y la patata era también gigante.

El personal comía y comía como en esos festines de la edad media. Y a las pruebas me remito.

Como se puede ver, el camarero cuando fue a retirar los platos se alegro enormemente pues esa noche no tendría que poner el lavavajillas, así que se iría a dormir antes.
Nosotros no teníamos sueño, pues fue en este momento cuando se inicio un desfile de obsequios que habían traído algunos compañeros en algún rincón de una maleta, de algún topcase o dentro de sus chaquetas. El caso es que allí aparecieron los reyes magos.
Primero llego el rey mago del Puerto, DDMotarD, que nos sorprendió con una botella de uno de los mejores Jumillas. Aportación que llego junto con el ciervo ............. y la megapatata.


Los reyes magos de cataluña Masu, Edmond y Jaume traian: "Mar de cava", que había estado en la ventana de la habitación tomando el frío de la noche Lumbrerense. Un brebaje alcohólico dulce que se extracta del conocido Cava.
Y el rey manchego, Thernango; como su camello portaba mas jorobas aporto a la sobremesa, una caja de hojaldres y una botella de chinchon. Lo que nos viene de perlas para entrar mas en calor.


Cuando te sientas a una mesa no sabría decir que momento es el mas grato, fuera o dentro del afán motero, en ocasiones se disfruta mas del final de la comida que de la propia comida, y algo de esto sucede aquí, cuando ya están nuestros estómagos satisfechos por haber comido aunque con 7 horas de retraso, la tertulia aumenta su intensidad y contenido. Quizá en esta ocasión ayudada por el Oro, Incienso y Mirra traído por los reyes moteros.
Así en este ambiente por mi zona de la mesa, en la que se encuentran Mcloud, DDmotard, Edmond, Masu, Jarele, Javi, Edmond y Thernango, sale un tema de conversacion referente a aquella RAR de la Rioja a la que también había asistido, 34Jaume, y que el mismo rememora el episodio del adelantamiento de su compañero con una RT y casi sin neumático trasero a dos Porsches en una recta larga por encima de los 200. La verdad es que no se puede transmitir aquí las risas que nos dimos escuchándole como lo narraba.

Al cabo de un agradable rato y tras unos cafés, chinchones, cavas y hojaldres llego el momento de descansar iniciando un regateo con el chico del albergue sobre la hora en que podríamos levantarnos a desayunar.
No queriendo él, iniciar temprano el desayuno, nos indico que antes de las 10 de la mañana no debíamos de partir, y que razón tenia, pero habría que esperar al otro día.
Tras convenir, mas tarde que temprano, el desayuno de mañana, subimos a la habitación, quedando en pie los reyes de cataluña, que a la cantina se desplazaron para tomar un par de elixires mas antes de subir a descansar.
Sin mas novedad nos fuimos a dormir, cada uno a su colectiva según la calificación de roncador, excepto JFran, que por no sabemos que razón, pidió aislamiento penitenciario, y en habitación individual.

Mañana nos espera un tirón, de Lumbreras a Puerto, todo de una, no sera un día sencillo, la predicción apunta que nos ayudara el clima. A ver si es verdad, pues no nos hacia mas falta que meternos el regreso con frío y agua también.
Hasta mañana......


Gracias, si estas leyendo esta narracion, por tu tiempo. Espero sea entretenido.














domingo, 6 de marzo de 2011

6-Un sabado de invFierno - Llegamos ( 3ª Parte)

Al tomar por la N-111 las condiciones como decía se notaban mas duras, y tanto pues la carretera que va a Logroño que atraviesa la Sierra de la Cebollera. Y no se porque le pusieron este nombre, pues es sabido que las cebollas no se cultivan bajo una capa de nieve.


Sí, nada mas iniciar esta carretera pasados unos 10 kilómetros, empezamos a ver trazos de nieve junto a nosotros y si mirábamos a las montañas ya cercanas la nieve permitían hacerse un curso de esquí. Pero no había tiempo para cursos, si habíamos perdido a 5 o 6 dedicándonos solo a pilotar y repostar no quiero pensar si nos ponemos a tirarnos por la nieve.




Realmente las ganas de llegar son ya mas que evidentes, no es que no me guste lo que hago pero el frío se empieza a hacer incomodo, y mas algo que hasta ahora no he citado pero que desde el aguacero que aprovechó, Jarele para enseñarme lo que era "trazando bajo la lluvia", (que bonita película), noto que mis botas van empapadas. Lo que creía antes era frío, casi que esta confirmado que es agua. Así que en este estado, no me molestaria llegar, y ver si lo que hay en las botas, es un criadero de trucha, o de cangrejo de río. Ambos de agua dulce.

Y la carretera sigue mostrando un paisaje realmente bonito, aunque creo que todos estamos mas pendientes de llegar a meta, antes de que la luz nos deje por imposibles. En mitad de este clima y con la ausencia ya de agua, si no mas bien aguanieve, empiezo a pensar en la temperatura, que no conozco por falta de termometro, pero que a medida que subimos noto que aumenta la posibilidad de algún charco helado. Prefiero ir con prudencia y no ser tremendista, como me tacharian algunos compañeros, eso por vosotros. jajaja.
Y de golpe leo a mi derecha un cartel de aviso de carreteras, que dice, "Si cerrado por nieve, desvío por Piqueras", o algo así. Y digo mira que bien, esto es darnos ánimos, seguro que el tipo que puso aquí este, no pensó en venir desde Ruidera mojándose y perdiendo gente por el camino, dudo que trabajara en Turismo de La Rioja. Seguimos avanzando, entrando en un túnel de unos 3 o 4 kilómetros, donde la temperatura era reconfortante, y pensé, "y si paro aquí y me quito las botas para que se sequen", pero no vamos a seguir si total seguro que en el albergue hay comida para alimentar a los cangrejos.




Salimos del túnel y ........... nieeeveee a los dos lados, mas nieve que a la entrada. La carretera estaba limpia la verdad, pues ya había yo pasado en la RAR aquella y comprobe que la sal residual que tienen esas carreteras ayuda mucho a que no cuaje la nieve. Y así que sorteando curvas entre pinares pasamos una bonita y amplia casa de piedra a la izquierda, continuando hacia Lumbreras, cuando no habíamos pasado 6 curvas mas, nos cruzamos con una bmw, y voy yo y le hago la V, pensando, joder hay mas colgaos en el mundo como nosotros, esto debe ser una de origen vírico, y en esto que veo que pasan 3 mas, y yo en mis trece y me digo, "seguro que es una epidemia de locura", cuando DDmotard aprovecha un camino, da la vuelta a la moto y cambia de sentido.
Aquí uno se queda helado, por el clima y por que no entiende, pero bueno ¿donde va este hombre ahora?, pero como tengo claro lo de que "donde hay capitán no manda marinero". Yo pensando pero no iremos detrás de aquellos de las bmws a preguntarle por donde se va Lumbreras, si esto esta aquí delante. Pero sin poder hacer nada, doy la vuelta y le seguimos. Y justo 5 curvas después le vemos que se han metido todos en un camino que conduce a la amplia casa de piedra. Leche, el albergue, que nos habíamos pasado.
Y los otros moteros a los que saludaba, tambien habian tomado aquel camino, y es cuando advierto que eran los compañeros, que habíamos perdido en el camino, los nuestros, ves Antonio como aqui no hay colgaos en estas fechas en moto. El caso es que ellos como pasaba en la peli "regreso al futuro" habían avanzado mas en el tiempo que nosotros mismos. Llegando a la meta segundos antes.



Aunque si lo pienso mejor, esto de parecerse a una pelicula me recuerda mas a "Loca Academia de Policia"







Cuando consigo encontrar un hueco entre la moto de Elece y la Adventure de Gines, dos de los compañeros perdidos, paro mi moto y me digo respirando hondo, "¡bien!, hemos llegado, esto merece celebrarlo, que largo día de moto", mientras me repropio antes de bajar de la moto y empezar a desmantelar la armadura.



Noto como los compañeros no se mueven muy deprisa, igual que yo. Hay alegría por haber llegado y mas por se un lugar bonito y rodeado de arboles y nieve. De momento lo de ir a tirarme bolas de nieve con los compañeros no es mi prioridad, aunque mas tarde alguno inventase un trineo.





En esto que estoy sacando cosas y escucho a Jarele decir, que ganas tenia ya de llegar. Y me digo, hombre no soy yo el único humano, el hombre de hielo también tenia ganas de llegar. Y le respondo, "Paco yo también".

Mientras suelto la bolsa del transportin y guardo los pulpos y quito el GPS, casi todos han entrado ya en el albergue, lugar que me es familiar pues se hizo aquí el almuerzo de aquella RAR.

Y en este momento aparece Masu, que al venir desde Barcelona con su nene, Edmond y su cuñado 34Jaume, llevan aquí desde las 3 de la tarde. Se acercan a saludar y dar la bienvenida, yo parece que ya empiezo a coger calor y puedo pronunciar dos palabras seguidas. Cuando al presentarnos Masu veo que Edmond lleva un restregón en la mejilla y un golpe en la ceja. Y que pude pensar, pues que Masu le había soltado un linternazo. Si, claro, es que las chicas moteras son muy temperamentales, que te atizan primero y luego te preguntan. Por lo que pregunte pensando que era fruto de haberle soltado algun piropo Edmond a alguna muchacha del albergue.
Pues no, parece ser que había sido un chorrada sin importancia, de las que pasan en los aparcamientos con tramos de hielo y nieve dura. Bueno pues ya esta, entramos buscando mejor clima.  



Subo a las habitaciones, como Don Quijote cuando buscaba una venta donde dormir, dolorido por la dureza del camino en su caballo, y así mas o menos venimos, como dice la canción, desde "la Mancha manchega, que hay mucho vino, mucho pan, mucho aceite y mucho tocino". Y cuando subo 2 pisos encuentro, una habitación a cada lado, y no se para donde tirar pero, en esto que Masu nos informa, la de la derecha es de "roncadores" y la de la izquierda es de "no roncadores", pues bien, tal y como afirmo Mcloud en sus declaraciones del viernes, diciendo "yo no ronco" pues yo hice lo mismo, pues juro que nunca me he escuchado. Por lo que me ha de tocar la de la izquierda.
Al entrar veo que voy a compartir habitación, lógicamente con los tres de Barcelona, y de los empapados seremos, Jarele, Masisquillo, Thernango, y DdmotarD que dice no estar seguro de pertenecer mas a la otra habitación. A mi me da igual, yo voy preparado, además de mi pastilla para ayudar al sueño me he comprado unos tapones de silicona, que harán que pase una excelente velada.



Ahora llega el momento de saber si merece la pena poner una pescaderia y vender lo que cultivo en el acuario de mis botas o si cedo los ejemplares al cocinero del albergue.
Dejo la cantidad de historias que llevo encima y busco donde voy a dormir. La habitación dispone de 4 radiadores, de los que no aporta calor ninguno, "estupendo", son como los cuadros, dan un ambiente acogedor a la estancia pero no nos vamos a secar ni estando aquí un mes. De todas formas comenzamos a poner prendas mojadas encima de ellos, esto fue algo muy curioso, pues hicimos uso del efecto térmico psicológico que nos daría amanecer viendo las botas y chaquetas encima de los radiadores helados. Menos mal que un buen samaritano como fue Jaume, hablo con el chico para que conectara la caldera. Ahora si, ahora podría ser que mañana estuviera seco todo lo que habíamos mojado.
Lo cierto es que la habitación era un lio de ropas secas y mojadas, los radiadores tenían "overbooking" pues claro todos habíamos estado buscando un hueco para poner, un calcetín, un guante, una bota, un pantalón, un calzoncillo, .... parecíamos moteros jugando al Tetris, intentando acoplar las fichas antes de que se nos acabara la partida.



Sin tardar mucho, nos preparamos para la ducha, lógicamente las ganas no atendía a la higiene sino al aporte calorífico a nuestros fríos cuerpos. Aquí estoy preparado para vengarme, ahora el agua que nos había enfriado durante la ruta, seria quien nos devolviera un poco de confort. Y me dispongo a entrar en la ducha. Los albornoces que los había, se habían acabado, pues estaba reservados solo para los tipos como DdMotarD o Jarele que desmontan las maletas en un estornudo, así que me dispongo liado en dos toallas como si fuera un senador romano a cerrar la puerta de la ducha, cuando me encuentro que el espacio entre el plato de la ducha y la puerta es reducido, tanto que tengo que meterme con zapatillas en el mismo plato de ducha para poder cerrar la puerta.







Esto es ahorrar. Bueno sorteado el primer escollo, voy colgar la toalla y la bolsa de aseo, cuando...... pues si no hay nada, busco una repisa, o un perchero, y lo único que se parece es el picaporte de la puerta. Pero aquí no puedo dejar todo, por lo que tengo que volver a hacer la operación de abrir la puerta y salir a dejar el neceser encima de alguno de los lavabos exteriores, y volver cuando vuelvo me tengo que meter por tercera vez en el plato. Pues bien ya parece que me voy a duchar, voy con los jabones en la mano y cuando miro donde dejarlos para echar mano a la alcachofa, tampoco hay donde, decido ponerlos en el suelo. Agarro el pomo abro el agua caliente y ......... Dios, la caldera del albergue concentra todas sus Kilocalorias en mi ducha y sale un chorro de agua caliente que si me da en un dedo, pierdo la uña y la que me hubiera salido despues. Eso no era agua caliente, eso servia para derretir 3 kilometros de nieve a la redonda. Bueno, vamos a utilizar el otro grifo, olvidemonos de lo que llaman monomando, que va, eso eran grifos de los autenticos, casi que creo que los uso Don Quijote. Pues me dispongo a abrir el agua fria para equilibrar la temperatura de la lava volcanica, cuando se despega de golpe la zapata del grifo del agua fria y sale un chorrazo de agua fria, fria he dicho fria. El concepto de fria en Lumbreras es un 150% mas que en Puerto Lumbreras (Murcia). Y ese si que me dio, afortunadamente en la rodilla derecha, justo donde me indico el traumatologo que aplicara hielo para disminuir el dolor del menisco. Ya lo creo, que se me quito el dolor, pues hace dos días que empecé a notar la rodilla nuevamente.

Bien pues parece que me voy a duchar, tras 5 minutos jugando con los grifos encuentro el punto para no morir por desajuste térmico, cuando voy a colgar la ducha y ........ alguien acababa de romper el soporte de la alcachofa no habiendo forma de soltar aquello sin cerrar los grifos. Cosa que no estaba yo dispuesto lo de moverlos de la posición que había encontrado. Así que no lo dudo, dejo colgando el pomo agarro los jabones y finalizo el aseo.
Cuando estoy saliendo del plato y corro la cortina veo que a esta le faltaban 5 dedos para llegar al plato con lo que las zapatillas casi que nadaban. No sabia si reírme o quedarme como estaba.
No pasa nada, vamos a la habitación y a cenar, que esa es otra. Aun estábamos con la tortilla del bar Pistón, habíamos exportado el huevo de aquella gallina manchega a la Rioja, como una penitencia. Ahora tocaba cenar o comer, lo llamaremos como sea.

De tal forma que al poco estoy listo, ropa cómoda, y los radiadores aportan calor al Tetris de prendas, cuando voy a salir de la habitación me giro y pienso, pero si esto se merece una foto, si eso hice. Y me voy a cenar. ............




Gracias, lector por poner algo de tu tiempo en leer esta narracion.